La rehabilitación energética: el futuro ya está aquí

La rehabilitación energética: el futuro ya está aquí

El pasado martes 27, Strugal participó como ponente en la jornada profesional Nuevas Tendencias y Oportunidades de Negocio en Rehabilitación Energética, organizada por Tecnalia en la EOI de Sevilla.

La rehabilitación energética es considerada actualmente como uno de los motores de reactivación de la economía y empleo en el sector de la construcción. El interés de la Unión Europea instando a la Comisión a la puesta en marcha del diseño de políticas y programas marco que incentiven y apoyen la regeneración energética del parque de edificios de sus estados miembros, así lo ratifica.

Los profesionales participantes, como el Catedrático de Ingeniería Energética y Mecánica de Fluidos de la Universidad de Sevilla Servando Álvarez, ponían dos datos claves encima de la mesa: en 2018 los nuevos edificios públicos deberán cumplir con la normativa NZEB (Nearly Zero Energy Buildings) y en 2020 deberán estar adaptados los construidos en fecha anterior. En términos prácticos, esto significa que poco a poco no solo el estándar de nuevas edificaciones, también el de las más antiguas, deberá ser de un consumo energético cercano a 0. Tanto es así, que todo apunta a la aparición de un nuevo Código Técnico en 2017 que ayude a su cumplimiento.

Los representantes de las Administraciones Públicas que se dieron cita en la jornada como Marta Romero (Jefa de la Unidad de Rehabilitación de la Consejería de Fomento de la junta de Andalucía), presentaron un buen número de actuaciones que ya se están realizando en esta línea y que vienen a confirmar que el compromiso de Andalucía con el cumplimiento de la Directiva de Eficiencia Energética de Edificios (2010/31/EC) es ya una realidad.

Este cambio de paradigma es una oportunidad de desarrollo para empresas que actúan en la envolvente de los edificios, una zona que puede llegar a representar el mayor porcentaje de pérdida de eficiencia energética en la vivienda.

En su intervención, José Fernández Cote, Responsable de Panel Composite de Strugal, explicó cómo el Panel Composite Strugal permite crear una solución de fachada ventilada en la que calor o frío exteriores se concentran en las placas de esta “segunda piel” del edificio no penetrando en el interior. Además, el revestimiento que las acompaña actúa como una barrera calorífica en invierno impidiendo que el calor se filtre hacia fuera y rebotándolo de nuevo al interior de la vivienda mejorando la sensación térmica con menor consumo de energía. Esta solución puede aplicarse tanto a edificios de nueva edificación como a viviendas en rehabilitación gracias a su poco peso.

La combinación de una fachada ventilada con soluciones de carpintería de aluminio con rotura de puente térmico puede llegar a suponer un ahorro del 40% en la factura final de suministros de un hogar, según apuntaba el responsable de Panel Composite de Strugal.

Sin duda, la buena acogida de la jornada celebrada el martes (se dieron cita 90 arquitectos y profesionales de la construcción) no hace más que confirmar el interés de un sector que reconoce en la rehabilitación energética un oportunidad de crecimiento clara y real no sólo a largo plazo.